Encamisar un molde es forrar su interior de modo que después sea fácil el desmoldado de su contenido. No es lo mismo encamisar con productos grasos como la mantequilla o el aceite o, encamisar un recipiente con hojaldre o con masa quebrada, creando así una especie de recipiente comestible.

Y si quereis ver más vídeos con truquitos de cocina, accede a nuestro canal de Youtube, donde vamos subiendo vídeos periódicamente.

Escuela de cocina TELVA

Recibe gratis nuestro recetario «101 Flanes» de este mes