Septiembre es un mes que me parece retador. Y en cierto modo, agotador por el paso de las vacaciones a la rutina del trabajo.

Recetas con hojaldre - Hojaldre relleno de anchoas - Sesé San Martín - Mis cinco tenedores - Escuela de cocina TELVA - TELVA - Blog de gastronomía

Sugiero recetas de hojaldre para que no perdáis tiempo pensando…

«¡¿Qué hago para cenar?!»

Tengo el cuerpo relajado. Vivo de las vacaciones que acaban de pasar. Empieza la rutina (si es que a la Escuela de cocina Escuela se le puede llamar rutina pues… ¡No hay dos días iguales!). Es más, suele ser un mes ¡muy movidito!

Preparar, organizar, y tomar decisiones (gastar…). Los hijos vuelven a clase, y la casa se pone en «modo autómata«. Cuando los míos eran pequeños (¡no hace tanto!) me costaba mucho arrancar y meterme en la rutina. Y me acuerdo que siempre tiraba de una «ayudita para las cenas»: les hacía recetas de hojaldre que les encantaban y a mí me daban «cero lata«. Muchos días me pillaba el toro y no tenía planeado nada. Esos momentos en los que me sentía una madre desbordada. Decidme que a vosotras os pasa también alguna vez…

La receta eran unos rectángulos de hojaldre que rellenábamos normalmente con tomate frito, jamón y queso

Dejábamos volar la creatividad de cada uno.

A mí me encantaba el hojaldre con verduras y un poco de queso de cabra. Doblábamos, sellábamos, pintábamos con huevo y a hornear. Cada uno se hacía el suyo, lo cual sumaba más al momento familiar, y al ponerlo en las bandejas del horno hacía cada uno su propia marca con la punta de un cuchillo o con masa de hojaldre si sobraba.

Hoy, quiero traer aquí esta receta, o más bien «la idea«, para inspiraros un poquito. A quienes estéis forrando libros, pendientes de enviar e-mails, (para apuntarles a esto o a lo otro). Alguno habrá olvidado de la primera reunión del cole o la segunda reunión de las extraescolares… No os puedo solucionar eso, pero por lo menos sí quitaros un problema añadido con esta receta.

Idea para un hojaldre relleno sencilla y rápida: Usaremos tomate, jamón y queso, un vaso de leche y una pieza de fruta, y cada niño podrá tirar de los “pétalos”. No me digáis que no es una cena encantadora… Además ensucia poco y apenas se necesita ni plato, ¡todos contentos!

Si queréis ver una receta hecha con hojaldre, paso a paso, os invito a pinchar aquí para ir a mi receta de hojaldre relleno de anchoas.

¡Que disfrutéis!

Y ya sabéis que la familia que come junta… ¡permanece unida!

Escuela de cocina TELVA

Recibe gratis nuestro recetario «101 Flanes» de este mes