Sesé San Martín - Receta de copa valenciana - Receta - Mis cinco tenedores - Escuela de cocina TELVA - TELVA - Escuela de cocina

Receta de Copa Valenciana «breve» (y otro plus)

Os voy a dar dos recetas de esas tan tiradas, que no podrían categorizarse ni como recetas. Nosotros las estamos haciendo este verano una y otra vez, y nos encanta porque varían la rutina de los menús.

Uno de mis favoritos, (se me ve venir… ¡os lo he contado mil veces!) es la Copa Valenciana. Es tan sencilla que podríamos resumirla así:

Nata montada + helado de vainilla + zumo de naranja = copa valenciana

Sin embargo os voy a poner la «versión express», porque en un post anterior ya vimos (también) cómo hacer la Copa valenciana con un almíbar de naranja.

Es tan fácil, que lo suyo es que ¡os lo “curréis” un poco! Para hacerlo mejor aún, os voy a contar mis secretos con los tres ingredientes principales de la receta de copa valenciana.

Ingredientes para la receta de copa valenciana:

  • Zumo de naranja recién exprimido
  • Helado de vainilla
  • Nata montada (casera)

Receta de copa valenciana:

  1. Exprimimos las naranjas
  2. Montamos la nata
  3. Preparamos el halado (puede ser casero o comprado) y lo colocamos en la copa
  4. Una vez colocado el helado en la copa, volcamos el zumo alrededor del helado
  5. Cubrimos con la nata montada, tanto el zumo como el helado
  6. Podemos aprovechar la cáscara de la naranja para, después de lavarla, rallar un poco sobre la nata
  7. Opcional: a mi me gusta remover todo con una cuchara para mezclarlo

El zumo es obvio que tendrá que ser recién exprimido. Os confieso que casi nunca (salvo que insista el frutero) compro naranjas de zumo. Me gustan mucho más las naranjas de mesa. Hacen unos zumos magníficos. Y además cumplen los dos papeles. Me las tomo también como pieza de fruta.

El helado de vainilla podría ser casero, pero se trata de que sea un «postre tirado» (dejamos el helado casero para otro día). Podéis usar el que más os guste. A mí no me gusta escatimar en estos productos que cuestan unos pocos euros (me duran muchísimo). En casa gusta mucho el mítico Häagen-Dazs.

Con respecto a la nata… por favor, ¡nada de spray! Lo mejor es comprar nata para montar, que tenga más de un 33% de materia grasa. Personalmente me encanta cómo montan las natas de Central Lechera Asturiana. Le podéis añadir un par de cucharadas de azúcar, pero con el dulzor del zumo y del helado para mí es más que suficiente, no suelo añadir más.

Se sirve en vasos o copas de cristal transparente (queda muy bonito), y antes de consumir a mí me encanta removerlo todo para que se mezclen los sabores y tomármelo con pajita. A mi hijo Diego le encanta en cambio tomárselo a cucharadas y va variando de sabores; «ésta con helado, ésta sólo con zumo; esta cucharada con las tres cosas…»

Ya sabéis, ¡para gustos colores! Os pongo una vídeo receta para que veáis cómo lo hago (también puedes suscribirte al Canal de la Escuela de cocina TELVA en Youtube):

Otra receta breve muy fácil… ¡la sorpresita!

Otro «no-postre» que últimamente hacemos muchísimo: no es ni helado ni sorbete.

Cuando termina la temporada de la fresa y nos queda ese resto de fresas mustias al fondo de la caja, siempre las lavo, las troceo y las congelo en bolsas de medio kilo aproximadamente. Cuando empieza el calor las meto en la Thermomix directamente congeladas y añado una lata pequeña de leche condensada. ¡A triturar! No sabéis qué delicia. Queda cremoso dulce y con un intenso sabor a fresa. A veces, añado un plátano también congelado, o un melocotón… (me encanta congelar la fruta que se va a echar a perder).

Espero que os inspiren vuestros menús festivos o de diario, dan tan poco trabajo que no dan nada de pereza. Además, son recetas perfectas para que nos ayuden los niños o los «no tan valientes» que no se lanzan a cocinar.

No os olvidéis que la familia que come junta, ¡permanece unida!

Escuela de cocina TELVA

Recibe gratis nuestro recetario «101 Flanes» de este mes