El otro día fue el cumple de Sara… ¡nuestra Sara!

Anécdotas geniales - Cumleaños - Sesé San Martín - Mis cinco tenedores - Escuela de cocina TELVA - TELVA - Blog de gastronomía

Sara es el alma de la Escuela y, en su cumple, nos liamos a recordar y terminamos con las anécdotas geniales de la Escuela de cocina TELVA

Como os decía, el otro día celebramos el cumple de Sara. Nos convocó para brindar por su eterna juventud y, por supuesto, apareció hasta el apuntar. ¡Nos apuntamos a un bombardeo!

Cuando quisimos darnos cuenta, allí estaba todo el equipo de la Escuela de cocina TELVA reunido. Haciendo piña, como siempre. Charlando, brindando copa de vino en mano, y cómo no… lo uno lleva a lo otro y terminamos contándonos nuestras batallitas. Recuerdos y anécdotas geniales vividas en tantos años de amistad y trabajo en equipo. No imagináis cuánto reímos.

Por eso escribimos este artículo. Para compartir con todos vosotros algunas de esas anécotas y haceros partícipes de nuestro buen ambiente. Al fin y al cabo, la mayor parte de ellas están protagonizadas por alumnos y profesoras de nuestra, vuestra escuela.

Prepárate para pasar un rato divertido con las anécdotas geniales que han pasado en la Escuela de cocina TELVA

Las más comunes, como anticipábamos arriba, son las que habéis protagonizado vosotros, los alumnos. Al fin y al cabo sois quienes llenáis de vida la Escuela.

Anécdotas geniales - Cumleaños - Sesé San Martín - Mis cinco tenedores - Escuela de cocina TELVA - TELVA - Blog de gastronomía

En la Escuela de cocina TELVA hemos tenido alumnos de todas las edades:

Tantos y tantos cursos y clases de cocina presenciales dan para conocer a muchos alumnos. Echamos la vista atrás, entre risas y la copa de vino y comprendemos que casi 30 años de Escuela dan mucho de si para acumular batallitas y anécdotas.

Ahora sí… damos unas pinceladas con las anécdotas más divertidas

Da igual la edad del alumno, los hemos conocido de 8 años y los hemos disfrutado con más de 60. Y en ambos casos con un denominador común: enfrentándose a «cascar su primer huevo». Sí, como lo lees. Hay niños que se lanzan a temprana edad y hay señores, hechos derechos que las han pasado canutas enfrentándose a un huevo por primera vez en su vida. Y lo han hecho con nosotras. Tenemos «en nuestro haber» muchos «bautizos hueveros» como comprenderéis.

Hemos tenido alumnos con gustos dispares. Algunos no quieren ni ver «ingredientes exóticos» como… la cebolla. Hemos conocido a alumnos que no les gusta comer «caliente». Hubo una alumna (a la que queremos con locura) que nos confesó las arcadas que le daban las croquetas caseras recién hechas, ¡no podía comerlas! Calentitas, cremosas… ¡Inimaginable! Tenía que hacerlas y dejarlas enfriar para comerlas el día siguiente.

Croquetas caseras - Sesé San Martín - Mis cinco tenedores - Escuela de cocina TELVA - TELVA - Blog de gastronomía

Hemos tenido alumnos que se comían la masa de pan cruda. Sí, has leído bien… O arroz y macarrones sin cocer. Otro saboreaba el papel para hornear y alguno ha saboreado incluso adornos decorativos ¡que ni siquiera son comestibles! Hubo incluso quien se comía los granos de pimienta como pipas.

En una clase de técnicas básicas de cocina se nos cortó la mayonesa. Hasta ahí normal… ¿no? ¿Y si os decimos que se nos volvió a cortar por segunda vez? Y una tercerta, y cuarta, quinta, sexta… así hasta que no podíamos para de reír porque llegó a cortarse siete veces. Sí, se nos cortó la mayonesa siete veces. Desfilaron por la cocina alumnos, la profe, las pinches y nada. Se cortó una vez detrás de otra. Menos mal que al final tiramos de experiencia y la salvamos. De paso les enseñamos un turco para recuperar la mayonesa cuando se ha cortado.

Ya puestos, a continuación veréis un vídeo en el que os enseñamos a recuperar la mayonesa cortada…

También hemos tenido alumnos que nos retan a enseñarles. Los hay que confiesan no haber pisado un supermercado en toda su vida. No llevamos la cuenta de las tortillas de patatas estampadas en la encimera de nuestra cocina al darlas la vuelta. Y más de un alumno ha dado un toque personal a un bizcocho poniendo sal en vez de azúcar. Claro que no lo sabía ni él… hasta que lo degustamos al término de la clase. Ya os podéis imaginar…

Así pasamos la tarde. Compartiendo un sinfín de anécdotas y riendo sin parar durante una comida informal.

Anécdotas geniales - Cumleaños - Sesé San Martín - Mis cinco tenedores - Escuela de cocina TELVA - TELVA - Blog de gastronomía

Nosotras ponemos la cocina, las recetas y la experiencia, pero el ingrediente básico eres tú.

Anímate a formar parte de estas batallitas cotidianas de la Escuela sólo tienes que acercarte a vernos… y matricularte.

Estaremos felices de vivir las experiencias que nos esperan contigo. ¿A qué esperas?

Escuela de cocina TELVA

Recibe gratis nuestro recetario «101 Flanes» de este mes