Estamos empezando un nuevo curso. Que no cunda el pánico. Vamos a ver ideas de cenas sencillas con recetas fáciles. A la rentré, viruelas.

Arranca septiembre en la Escuela de Cocina TELVA. Este año estamos cargadas de ilusiones y de proyectos nuevos. Tras superar dos cursos de lo más «movidito» parece que vamos recuperando un poco de normalidad. ¿Alguien se acuerda de lo que significaba eso?

Pero este post no va del típico rollo de nuevas ilusiones y demás (que también). Si no que venimos a traeros un par de recetas que os puedan facilitar la vida en casa. Pase lo que pase, comer, hay que seguir comiendo. Así que ¡al lío!

Gazpacho de remolacha

Sano, colorido, fresquito, y todavía apetecible para combatir las altas temperaturas que todavía nos acompañan por muchos rincones de España. Hay que aprovechar antes de que lleguen las sopas y cremas calentitas. Prepara batidora, ¡que la vas a necesitar!

Crema de remolacha Escuela de Cocina TELVA Recetas

Ingredientes para 6 personas

1/2 k de remolacha cocida

1 k de tomates

1/2 dl de vinagre de Jerez

1 dl de aceite de oliva Virgen Extra

Sal

Nata líquida para decorar

Modo de hacerlo:

Trocear las remolachas y el tomate. Triturarlo con el vinagre, el aceite y la sal. Pasarlo por un colador para eliminar grumos. Enfriarlo en la nevera 2 horas. Servirlo decorado con un poco de nata.

Conservación: 3 días en nevera. No admite congelación.

Nuestro truco: La remolacha no gusta a todos, por eso este plato es estupendo para suavizar su sabor. Queda genial ayudarse de la nata para hacer bonitas decoraciones, o mascarpone o yogur griego, y unas huevas de salmón o mujol, o anchoas le darán un toque saladito irresistible y una presentación de diez.

Pizza de higos, Stilton y miel, con harina de espelta

Pizza de higos Escuela de Cocina TELVA
Pizza de higos Escuela de Cocina TELVA

Ingredientes para 6 personas:

140 g de harina de espelta

90 ml de agua

4 g de levadura seca o 12 g de fresca

1 cucharada (de café) de sal

1 cucharada sopera de aceite de oliva

Paso a paso:

Mezcla los ingredientes de la masa, menos el aceite. Remueve con una cuchara y añade el aceite. Amasa hasta que esté homogéneo. Dale forma de bola y déjalo reposar en un bol ligeramente engrasado. Tápalo con papel film y déjalo levar una hora en un sitio templado (el horno apagado puede ser un buen sitio). Vuelca la masa sobre la superficie de trabajo y dale forma de pizza. Estírala lo más fina posible. Hornéala sobre la bandeja que estaba dentro del horno caliente a 250º, dos o tres minutos, y sácala. Añade por encima un par de cucharadas de tomate frito bien espeso, una mozzarella cortada en rodajas y vuelve a hornear otros 3-4 minutos. Ya fuera del horno termina de colocar los «toppings» por encima:  80 g de queso Stilton, 3 higos maduros, hojas de rúcula y espinaca y 4 cucharadas de miel.

Truco: para que la masa quede más crujiente, cuécela por primera vez sobre papel de hornear en la base del horno (no en la bandeja) un par de minutos. El choque térmico la deshidrata y la hace crujiente.

Si te han gustado estas recetas fáciles para cenas sencillas, puedes ver también estas ensaladas «platos únicos». Ya no hay excusas. A comer mejor.

Escuela de cocina TELVA

Recibe gratis nuestro recetario «En su punto» de este mes.