Cocina y Belleza

Te proponemos un curso nuevo que va más allá de una dieta sana, incluye coaching y belleza.

En el curso hablaremos de muuuuchos temas, entre otros, nuestra capa exterior: la piel. Es el órgano más grande del cuerpo, y cuenta muchas historias… cicatrices, arruguitas, marcas… es el espejo de nuestra alma. La cuidamos con cosmética y rutinas de higiene… ¿suficiente? En este curso te enseñaremos a cuidarla desde dentro, inside-out. Serán 3 clases de 6 horas cada una, se puede elegir entre:

  • Viernes 21 septiembre, 19 octubre y 16 noviembre de 16:00 a 22:00h
  • Sábados 22 septiembre, 20 octubre y 17 noviembre de 10:00 a 16:00h.

En este post, como aperitivo, te damos cinco claves para cuidar tu piel desde… ¡la cocina!:

1-Toma diariamente alimentos ricos en antioxidantes que están presentes fundamentalmente en:

  • Frutas y verduras. Elige las de temporada, combinando colores. No abuses de aquellas ricas en almidón, como las patatas (no abuses, ¡pero tómalas de vez en cuando!)
  • Especies y condimentos como el pimentón, romero, orégano, canela, cúrcuma, pimienta negra, clavos, ajo, jengibre… Tienen alto poder antioxidante.

Ahora que estamos en verano recuerda que, si además de una protección solar adecuada consumes alimentos ricos en antioxidantes (tomate, naranja, zanahorias, remolacha, espinacas, aguacate, kiwi…), tu protección será más efectiva.

2-Consume con frecuencia alimentos ricos en ácidos grasos omega 3. ¿Dónde los encuentras? En pescados grasos (mejor los pequeños: sardinas, caballa, boquerones…), semillas de lino, semillas de chía, canónigos… Son el mejor alimento para tu cuerpo, y desde luego para tu piel.

3-Contrólate entre horas:

  • Consume mejor verdura y fruta entera que zumos y compotas.
  • Acompaña las legumbres y cereales con verdura; la absorción será más lenta.
  • Evita los zumos y bebidas azucaradas industriales.
  • Disminuye los alimentos procesados, ya que son ricos en azúcares añadidos.

4-Hidrátate y tendrás la piel más jugosa, ¡especialmente cuando hace calor! Después de tomar el sol, recuerda que la hidratación es muy importante así como el uso de productos que te aporten antioxidantes.

5-Las técnicas para cocinar, cuanto menos agresivas, mejor. Todo tratamiento que suponga un aumento de temperatura, lleva consigo un cambio en las características de los alimentos. Las técnicas como la cocción al vapor, el wok… deben ser los pilares de tu cocina. Y ahora, que estamos en verano, toma alimentos que no necesitan elaboración culinaria como ensaladas, gazpachos…

 

Os dejamos dos recetas deliciosas, y perfectas para quedar como reinas, y sentirnos como ídem!

Ensalada de pollo especiado Escuela de Cocina TELVA

 

Ensalada de pollo espaciado al vapor de jengibre y limón:
  • 2 pechugas de pollo
  • 3 limones
  • 1 trozo de jengibre del tamaño de medio limón
  • 2 cucharadas de una mezcla de pimienta negra, romero y orégano picados
  • Un paquete grande de canónigos
  • 1 lata de yemas de espárragos
  • 2 aguacates maduros
  • 20/30 tomates cherry

Laminar los limones. En un accesorio de vapor, del cazo, colocar las rodajas de limón y jengibre, cubrirlo con el pollo y espolvorearlo con las especias y sal. Cocerlo en vapor de agua durante 15 min. Dejarlo templar dentro del cocedero.

Partir en rodajas y servir en ensalada con los canónigos, aguacate, cherrys y yemas de espárragos blancos.

 

Wok de verduras Escuela de Cocina TELVA

Wok de verduras:
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 calabacín
  • 150g flores de brócoli
  • ½ pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 80g brotes de soja
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Calentar el aceite de oliva en un wok o sartén con paredes altas, y saltear a fuego muy fuerte todas las verduras por este orden: el ajo picado con el puerro en juliana, luego la zanahoria y el pimiento también en juliana. Por último, el brócoli con el calabacín y los brotes de soja. Remover un par de minutos todo junto. Añadir la cúrcuma y un poco de sal, y saltear medio minuto más. Servir bien caliente como primer plato, cena ligera o como guarnición de un pescado. Se puede añadir un poco de salsa de soja ligera.

Y recuerda: cuidando la alimentación, cuidarás de tu piel.